LA ABUELITA HERMAFRODITA

Esta leyenda comienza cuando un gordo patán se labraba el futuro en la Universidad de Oxford en el oficio de basurero, y tras aprobar los seis años seguidos sin repetir adquirió un puesto destacado de barrendero en el cuerpo de basureros municipales.

Como todos los días, nuestro basurero se levantaba al amanecer y cogía su escoba, su recogedor y se iba a limpiarlas calles. Él disfrutaba como un niño recogiendo las colillas y los condones usados del suelo, tanto disfrutaba en su oficio que recogía hasta los meados de los perros con una esponjita.

Calle por calle recogía toda la ciudad, dejándola más limpia que el culito de un bebé. Pero un día tuvo problemas con un chaval al que cogió tirando un paquete de cheetos pelotazos al suelo, entonces nuestro héroe se lanzó con un bate de baseball sobre el chaval y le golpeó el cráneo brutalmente hasta dejárselo abierto en canal, entonces recogió el paquete y le dio una charla moral al cadáver inerte del chiquillo que yacía hechando sangre sobre el asfalto, con las pupilas dilatadas mostrando el evidente "rigor mortis", y al ver que el cadáver no le hacía caso, se lanzó sobre él y le propinó muchas patadas en el abdomen, sacándole los sesos y parte del aparato digestivo por la boca.

Debido a su carácter tuvo más problemas con un chaval que tiro una cáscara de pipa al asfalto, al que descuartizó y mandó a su casa en especial. Pasando día tras día por una casa supo que su dueña era una viejecita. Un día pasó por allí y vio como la viejecita se enrrollaba con un vecino, y al rato se enrrollaba con una tía lesbiana.

Joder con la vieja pensó el basurero y como además se había sacado el carnet de agente secreto, decidió investigar la casa. Otro día vio como la abuela reptaba por la fachada y entraba por la ventana de la planta de arriba, eso ya cabreó al basurero, que entró en la casa por la puerta de atrás, y cuando entró observó que la casa estaba babeada, y que había muchos huevos pegados en las paredes, entonces apareció la abuela:

A=ABUELA B=BASURERO

B- Qué está pasando aqui?

A- Te lo explicaré: hace tiempo cogí un guiso de caracoles, y eran radiactivos, entonces me convertí en... "la abuelita hermafrodita".

B- Ya comprendo, y esos huevos?

A- Son caracoles soldado, y cuando nazcan dominaremos el mundo.

B- Ja, ja, eso no pasará.

A- Y quién lo va a impedir? Tú?

Y el basurero se quita la camisa y se pone una máscara de mono.

B- Ja,ja, soy el... "orangután patán", te contaré mi historia, hace tiempo jugando en el colegio San Felipe un chaval llamado Pepito me hizo cuatrocientas cachitas en un partido, por lo que me retiré del fútbol y me convertí en un vengador. Desde entonces ando con las piernas abiertas.

A- Ya entiendo, y los dioses guerreros en honor a tu valentía te regalaron una máscara mágica que te confiere un poder sobrenatural.

B- No la máscara la compre en el Baratillo pa dar el pego.

Entonces empezó una lucha encarnizada entre estos personajes, pero la abuela que era mas lista le sacó un balón y se puso delante del basurero. Éste al ver el balón recordó las maravillas que le habia hecho Pepe y se puso blanco del susto, pero superando sus miedos, cogió a la abuela por los cuernos y la golpeo con un palo en la cabeza hasta salpicar de sangre las paredes. El gordo patán salvó el mundo, y con los caracoles soldados montó un bar especialista en tapas de caracoles, que actualmente se llama Nebraska.

FIN